Paula Cobos
¿Te lo vas a perder?

Gestiona tus emociones

0
Bienestar Emociones

Gestiona tus emociones


Gestionar tus emociones te permitirá tener mayor control sobre los aspectos de tu vida. Nunca olvides que las personas no son solo pensamiento: también está el manto de lo emocional. Las emociones te acompañan en tu día a día, al igual que tus ideas.


Muchas veces, se usa el término inteligencia emocional para referirse a la gestión emocional.

¿En qué consiste esta “inteligencia”?

Pues, se le considera como la capacidad de usar o manejar las emociones. Por ejemplo, saber cómo actuar cuando se padece ira o tristeza.
Hay que tener en cuenta que esta inteligencia emocional tiene otro sesgo: saber reconocer los sentimientos propios y ajenos. Es una manera de lograr empatía, así como de saber la reacción ante nuestros actos ante las demás personas.

Emociones básicas según la Inteligencia Emocional


Para gestionar tus emociones, debes poder reconocerlas. Por ello, cuando se habla de inteligencia emocional se hace referencia a ciertas “emociones básicas”.
Estas emociones básicas son inevitables: aparecen en el desarrollo de las personas. ¡Todos las experimentamos!

La misión de estas emociones es simple: ayudarnos a sobrevivir. La idea es dirigir nuestra conducta de manera adecuada ante ciertas circunstancias.


Estas emociones sirven para defendernos o distanciarnos de estímulos nocivos. También, para aproximarnos a estímulos placenteros. Su función es lograr la supervivencia, así como que son “básicas”.


¿Cuáles son las emociones básicas?

Hay cierto consenso en mencionar las siguientes bajo esta categoría:

  • • Miedo
  • • Tristeza
  • • Ira
  • • Felicidad

Así como segregamos adrenalina para defendernos, sucede que emanamos miedo o ira para lo mismo. ¡Así funcionan las emociones! Así que hay que saber distinguirlas, ya que forman parte de nuestra vida diaria.


Significado de las emociones

Gestionar tus emociones te permitirá tener mayor control sobre los aspectos de tu vida. Nunca olvides que las personas no son solo pensamiento: también está el manto de lo emocional. Las emociones te acompañan en tu día a día, al igual que tus ideas.
PublicDoma in Pictures en Pixabay


Entendiendo el significado de las mismas, puedes gestionar tus emociones de mejor manera. Es una manera de entenderlas y, por ende, pasarlas un poco al plano racional. Hay que considerar que lo racional permite hacer un contrapeso a lo emocional.

Pequeño teatro de las emociones de Paula Cobos


Las emociones son naturales, son mecanismos para hacernos actuar ante ciertas circunstancias. Por ejemplo; Sentir miedo es un impulso a cuidarnos. La alegría permite identificar algo que nos resulta positivo. La ira es una reacción defensiva, misma que debemos manejar de manera correcta.


La clave es que las emociones nos indican algo: debemos actuar, tomar decisiones. Lo malo es que no sabemos hacerlo, dejamos que la emoción explote, pero no la canalizamos. No obstante, las emociones nos advierten que debemos hacer algo al respecto.

Sentir rabia implica inconformidad, lo cual quiere decir que debemos cambiar las cosas o alejarnos de algo que no nos da alegría. Esta manera de entender las emociones es esencial: solo de esa manera se gestiona lo emocional de manera correcta.

¿Cómo gestionar las emociones?


Esta es una interesante pregunta. Lo cierto es que debes gestionar tus emociones, ya que se pueden salir de control. Si te hundes en una depresión, quiere decir que no controlas la tristeza.


Algunos consejos para que puedas hacer gestión de tus emociones son las siguientes:

• Entiende que las emociones no son negativas. No hay emociones buenas o malas, el asunto es cómo reacciones ante lo emocional.

Lo cierto es que debes gestionar tus emociones, ya que se pueden salir de control. Si te hundes en una depresión, quiere decir que no controlas la tristeza.

• Saber que son transitorias: tarde o temprano se esfuman. Puedes estar muy iracundo, pero en algún momento se calman. Puedes carcajear de alegría, pero no es para siempre.

• No intentar prolongar las emociones. Dejar fluir la tristeza para que se vaya. Permitir que el ciclo de alegría termine, si intentas prolongarlo puedes caer en una frustración.

Saber que son transitorias: tarde o temprano se esfuman. Puedes estar muy iracundo, pero en algún momento se calman. Puedes carcajear de alegría, pero no es para siempre.

• Debes expresarlas y dejarlas fluir: de lo contrario se quedan atrapadas en tu interior y te causarán daños. Las emociones son para ser expresadas y sentidas. Jamás cometas el error de reprimirlas.

• Liberar la tensión: debes hacer otras actividades, así drenas las emociones que te hacen daño. Esta es justo la misión de las emociones: darte cuenta de situaciones incómodas para que las dejes.

Las emociones son para ser expresadas y sentidas. Jamás cometas el error de reprimirlas. (Paula cobos)

• Respirar hondo y meditar. Ello permite que el cuerpo se relaje y entre en acción tu contraparte racional, la cual hace que dejes de estar amarrado a lo emocional.

Buscar la parte positiva de los acontecimientos: deja de ver las cosas desde un ángulo que te causa ira o tristeza. Recuerda que las cosas dependen de cómo las entendemos o asumimos.

• Estar consciente del motivo de tus emociones: un gran error es que desviamos la atención, no nos damos cuenta de aquello que nos golpea emocionalmente y enfilamos nuestras acciones contra personas equivocadas.

Todas las emociones, mal manejadas, son dañinas. Incluso la felicidad, ya que tiene un detalle: la alegría hace que nos quedemos estancados en algo que nos agrada. Como no hay inconformidad, nos quedamos sin avanzar o evolucionar.

Buscar la parte positiva de los acontecimientos: deja de ver las cosas desde un ángulo que te causa ira o tristeza. Recuerda que las cosas dependen de cómo las entendemos o asumimos. (Paula Cobos)


Por ejemplo, a las personas muy contentas con su niñez les cuesta madurar. En cambio, un niño de padres divorciados busca ser adulto más rápidamente. Como se puede notar, positivo las emociones siempre tienen un lado negativo y otro. ¡Por eso hay que saber gestionarlas!

Bienestar, Estilo de vida

¿Duermes o Descansas?

Si lo que buscas es dormir bien, tener un sueño reparador y establecer un horario…
Bienestar, Estilo de vida

Elimina hábitos nocivos. Gana Salud

Después de estar fumando más de 20 años conseguí dejar de fumar. A mí personalmente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas